"Lo que realmente importa es que (...) aumentes tus conocimientos (...) 

valoriza el conocimiento, y tu vida tendrá más valor; si haces tuyo el conocimiento,

todos te tratarán con respeto, y quedarán admirados de tu gran sabiduría" (Pr. 4: 7-9)